Prevenir el glaucoma

Prevenir

Como prevenir y evitar las enfermedades del sistema digestivo, virales, respiratorias, ...

El glaucoma es la segunda causa de ceguera en el mundo, y pertenece a un grupo de enfermedades oculares que dañan el nervio óptico, lo que lleva a la pérdida de la visión. En sus primeras etapas, el glaucoma no produce ningún síntoma en absoluto.

Debido a que la pérdida de la visión causada por el glaucoma empieza de forma gradual, a veces es llamado "el ladrón silencioso de la vista".

Prevenir glaucoma

A menudo, no se hace evidente la relación con esta enfermedad con la perdida de la visión hasta que la enfermedad está en una etapa muy avanzada, y para entonces la vista puede sufrir daños permanentes.

Esto es, por qué es tan importante tomar medidas ahora para ayudar a proteger la visión, incluso si tu visión es normal.

¿Qué causa el glaucoma?

Las causas subyacentes del glaucoma no se conocen, pero por lo general el daño que hace al nervio óptico se relaciona con aumento de la presión en el ojo. La presión por lo general proviene de una acumulación de la presión del humor acuoso, el líquido acuoso que está naturalmente presente en el globo ocular.

En un ojo sano, se drena el líquido con regularidad, sin embargo, en las personas con glaucoma el sistema de drenaje no funciona correctamente, por lo que el líquido se acumula gradualmente en el ojo, causando una mayor presión. Con el tiempo, el aumento de la presión hace que las fibras nerviosas que son esenciales para la visión se mueran.

Aunque menos común, también puede ocurrir el glaucoma cuando la presión del ojo es normal. Al parecer, los nervios ópticos de algunas personas pueden ser sensibles a los niveles normales de la presión del ojo, o el glaucoma puede estar relacionado con problemas con el flujo de sangre en el ojo, que puede ser causado por la aterosclerosis, la acumulación de placas en las arterias, u otro problema de circulación.

Alrededor del 10 por ciento de aquellos con glaucoma tienen lo que se llama glaucoma de ángulo cerrado (agudo), y en estos casos un aumento repentino en la presión del ojo puede causar:

  • Dolor severo en los ojos.
  • Visión borrosa.
  • Alteraciones visuales repentinas.
  • Halos alrededor de las luces.
  • Enrojecimiento del ojo.
  • Náuseas y vómitos.

Esta última forma generalmente requiere un tratamiento inmediato.

¿Quién está en riesgo?

Cualquier persona puede tener glaucoma, pero hay factores que aumentan el riesgo:

  • Ciertos grupos étnicos. El glaucoma es de seis a ocho veces más común en los afroamericanos que en los caucásicos. Los mexicano-americanos, asiático-americanos y japoneses-americanos también tienen un mayor riesgo.
  • Más de 60 años de edad. El riesgo de glaucoma aumenta en personas mayores de 60 años.
  • Enfermedades crónicas. La diabetes, la presión arterial alta, las enfermedades del corazón y el hipotiroidismo aumentan el riesgo de glaucoma.
  • Antecedentes familiares. Si alguien de tu familia tiene glaucoma, puede aumentar tu riesgo.
  • Lesión en el ojo y la miopía. Las lesiones oculares tales como el desprendimiento de retina, tumores oculares, inflamaciones oculares y cirugía de los ojos, así como la miopía, aumentan el riesgo.
  • El uso de corticosteroides. Un uso prolongado de estas drogas parece aumentar el riesgo, especialmente las gotas para los ojos con corticosteroides.

Maneras convencionales para bajar la presión ocular

La solución de la medicina convencional para el glaucoma es típicamente con medicamentos o cirugía, o una combinación de ellas. A menudo, las gotas para ojos para pacientes con glaucoma de usar para toda la vida en un intento de bajar la presión en el interior de los ojos, provoca que tenga una larga lista de efectos secundarios que incluyen:

  • Visión borrosa.
  • Problemas respiratorios.
  • Falta de memoria.
  • La disminución de la frecuencia cardíaca.
  • Ardor o picazón en los ojos.

La cirugía también lleva consigo riesgos graves, entre ellos un mayor riesgo de cataratas.

Los medios naturales para bajar la presión del ojo

Tú tienes otra opción, tan sorprendente como puede parecer, es tener el mismo estilo de vida que ayuda a tener una presión arterial más baja, normalmente, también funciona para bajar la presión del ojo, lo que ayuda a prevenir e incluso tratar el glaucoma y sin el riesgo de efectos secundarios.

Prevenir glaucoma 2

Los dos primeros pasos son:

Bajar los niveles de insulina. Al aumentar los niveles de insulina, hace que tu presión arterial, y posiblemente también la presión del ojo, aumente. Con el tiempo esto puede hacer que tu cuerpo se vuelva resistente a la insulina, y los estudios demuestran que la resistencia a la insulina, que es común en las personas con diabetes, la obesidad y la presión arterial alta, está ligada a la presión ocular elevada.

La solución es evitar el azúcar y los granos, los dos "grupos de alimentos" que inevitablemente causan sobretensiones en los niveles de insulina. Incluso los cereales integrales orgánicos, se descomponen rápidamente en azúcares, por lo que también se deben evitar. Así que además de evitar el azúcar, si tienes glaucoma o está interesado en esto, querrás evitar los alimentos como:

  • Panes.
  • Pasta.
  • Arroz.
  • Cereal.
  • Patatas.

Haz ejercicio con regularidad. Una de las maneras más eficaces de reducir tus niveles de insulina es a través del ejercicio. Un programa de ejercicio regular y eficaz consiste en ejercicios aeróbicos, y el entrenamiento de fuerza puede ayudar en la reducción de los niveles de insulina y proteger tu visión.

Artículos relacionados con Prevenir el glaucoma